Flash Manual o Automatico

Uso del Flash en Automático TTL

TTL -Trough The Lens- siginifica “a través del lente”, es decir que la cantidad de luz a emitir se mide  por el interior de la cámara fotográfica. En el sistema automático TTL al obturar la cámara el flash se dispara dos veces; en la primera simplemente mide la cantidad de luz que se necesita para esa situación y en el segundo disparo se hace la toma definitiva de la foto. Todo esto en fracciones de segundo.

En nuestra época dorada de la fotografía análoga disponíamos de tres tipos de flashes electrónicos portátiles, el completamente manual y dos automáticos: el TTL y el autómatico genérico.

El TTL era más conocido como “dedicado”, ya que solo funcionaba con x marca de cámara; existían dedicados Canon, Nikon, Minolta, etc.

El autómático genérico funcionaba para todo tipo de cámara y de una forma muy simple: el fotógrafo escogía el diafragma y el flash -mediante un sensor en la parte delantera externa del flash- regulaba la cantidad de luz para cada tipo de sujeto y distancia. Es decir, la medición era externa y no a través del lente.

Todos los automáticos de exposición en fotografía están graduados contra un gris promedio del 18%. Por esta razón, los fotógrafos profesionales utilizan con cierta frecuencia la conocida CARTA GRIS de Kodak del 18% de reflectancia. Este dato salió como resultado de un estudio realizada hace casi un siglo, donde se llegó a establecer que la mayoría de sujetos o situaciones fotografiadas reflejaban en promedio un 18% de la luz que recibían.

En consecuencia con el párrafo anterior, si todos los sujetos a fotografíar fueran “normales” -que reflejaran un 18% de la luz recibida-  los flashes automáticos serían una verdadera maravilla. La realidad es otra, una novia en su boda con su vestido blanco y contra un  fondo también blanco, está muy lejos de ser un sujeto normal,  que refleje el 18% de la luz recibida, fotográficamente hablando. En esta caso, el resultado será una fotografía con un vestido  y todo lo demás gris…

El video de arriba (minuto 13) fotografo hace una prueba con el flash en TTL y, a medida que el cambia la distancia del sujeto, las exposiciones son completamente inconsistentes. Incluso, a la misma distancia al cambiar la longitud focal del lente, la exposición también cambia. Definitivamente, en nuestro concepto personal, el flash automático es una ruleta rusa si se quieren lograr fotos con exposiciones consistentes. La conclusión de este fotógrafo profesional es que si Ud. desea full control en sus tomas… “MANUAL is the way to go”.

Los defensores o vendedores de estos flashes automáticos dirán que cualquier fotógrafo con experiencia, antes de tomar la foto analiza la situación y hace los correctivos o compensaciones en el flash para lograr la exposición correcta. Esto es completamente valido pero, entonces, para qué pagar el triple o más por un flash automático dedicado cuando hay que estar haciendo correcciones a todo momento?

Flash Speedlight en Manual

El problema es esta automatismo es que no siempre se logran los resultados esperados. La gran ventaja del flash manual es el fotógrafo gradúa a voluntad de la cantidad de luz de su flash. La mayoría de flashes modernos permiten graduar desde potencia completa, full power, o 1/1 hasta 1/128, es decir, siete pasos. La gran ventaja del flash en posición manual es su consistencia, siempre votará la misma cantidad de luz. Ya es cuestión de cuadrar de acuerdo con el diafragma deseado y la distancia del sujeto, la potencia a utilizar en el flash.

En fotografía de bodas, por ejemplo, si se van a tomar los grupos de asistentes, mientras la distancia de cada grupo sea la misma, la exposición será siempre la misma en el caso del flash manual. Si se utilizara el flash en automático la exposición o luz emitida por el flash puede variar de acuerdo con el número mayor o menor de personas con ropa clara u oscura.

En este segundo video, la conclusión de la fotógrafa es idéntica al primer video: “I think manual is going to be the better way to go”.  debido a que el fotógrafo tiene más control sobre sus flashes…

Personalmente nosotros utilizamos y recomendamos el flash completamente manual como el Yonguo YN660. Este es un flash muy potente -GN 66- y muy económico. Un fotografo profesional de bodas o eventos sociales con experiencia sabe que si el sujeto está a 3 metros y tiene una potencia escogida de 1/8, cuando este se aleje simplemente tiene que aumentarle la potencia; y viceversa, si el sujeto se halla más cerca. No tiene que preocuparse si el siguiente sujeto es más claro o más oscuro,  o si se cambió la longitud focal del lente para obtener un ángulo mayor o menor…

Todo lo anterior se refiere a fotografía de eventos o estudios fotográficos “en locación”, es decir, fuera del estudio fotográfico.  Dentro del estudio, sobra decirlo, manual is the ONLY way to go…. En otras palabras, aquí no hay cabida para ningún automatismo, todo es controlado al milímetro!