Equipo para Fotos de Bodas en Bogotá

Fotografo bodas y su asistente

Fotografo de bodas en acción

Fotos Profesionales de Bodas  cel. 320 3008533

Como dice el adagio popular, “en la maleta se conoce al pasajero”. Según el equipo que se lleva para las fotos de bodas se conoce al fotógrafo. No queremos insinuar que el equipo fotográfico hace al fotógrafo o que con x marca de cámara sus fotos van a ser mejores. A nuetro modo de ver, la ILUMINACIÓN -más que la misma clase de cámara- es la clave para lograr recuerdos memorables de un matrimonio, unos 15 años o cualquier evento social o empresarial.

Muchos fotografos “profesionales” lo único que llevan al cubrimiento de una boda es una cámara y un flash electrónico portátil, speedlight o speedlite, como quiera decirlo. Normalmente este flash es colocado encima de la cámara lo cual conduce a que la luz va a ser directa y frontal, sin difusión alguna…

Siempre hemos considerado que la forma más fácil de “tirarse” una foto es utilizando iluminación frontal y directa con flash, ya que le quita volumen al sujeto, elimina su textura y produce sombras y brillos fuertes. En el caso de fotografía de noche, aparecen los ojos rojos. En el caso concreto de una novia, su vestido tiende a perder la textura y a aparecer como si fuera de papel blanco, “lavado”, sin detalle en las altas luces,  para utilizar los términos fotográficos. Las fotografías tomadas de esa forma quedan con el  efecto que los franceses llaman despectivamente “fromage blanc”, queso blanco.

Esto aplica para todo tipo de reportería, ya sea gráfica o social; es decir, no solamente para las bodas, sino también para fotografías de 15 años, bautizos, primeras comuniones, etc.

Vale la pena aclarar que un fotógrafo de bodas profesional con buenos conocimientos técnicos puede producir excelentes fotos de bodas con un solo flash portátil, cuando el evento se realice dentro de un recinto con suficiente luz ambiente. En este caso, el flash se usa solo como luz de relleno o luz secundaria, ya que la principal será la misma luz ambiente.

La imagen de arriba muestra a un fotografo profesional de bodas con su asistente, quien sostiene un flash electrónico portátil colocado en un monopié.  Este flash es accionado remotamente mediante un disparador de radio cuando se toma la fotografía. En esta situación, la luz principal podría ser la del flash de la asistente y la secundaria la luz ambiente. Así se podría lograr interesantes fotos con un ligero contraluz.

Otra opción, en lugar del disparador remoto para el flash, es utilizar una unidad esclava o foto celda para activar el flash a distancia. Aún mejor sería llevar un flash speedlight moderno con esclava incorporada como este potente flash MEIKE. Aquí habría que utilizar un flash en la cámara que active foto celda.

El gran inconveniente en los casos anteriores es que si hay otro fotógrafo o aficionado tomando fotos con flash en la boda, estos activarán su flash y le descargarán su batería.

Nosotros normalmente para un trabajo de fotografía de evento, ya sea una boda, unos 15 años o una sencilla piñata, llevamos por lo menos el siguiente equipo:

  • Dos cámaras digitales
  • Dos trípodes para luces
  • Dos sombrillas reflectoras o difusoras
  • Tres a cuatro flashes de estudio y portátiles
  • Disparador remoto para los flashes
  • Cuando el evento es de día, eventualmente, llevamos un trípode adicional para la cámara fotográfica.

Claro que si Ud. entra a una página web de un FOTO ALMACEN de USA verá una lista de equipo tal,  que para adquirirlo tendrá que vender hasta la finca. Empezando por una cámara full frame cuyo cuerpo, sin el lente, vale más de mil dólares. El caso es que muchas de mis mejores fotografías de bodas fueron hechos hace unos cuantos años con una sencilla cámara compacta de solo 5 megapixeles.

Para ver una muestra completa sobre nuestro servicio profesional de fotos de bodas, los invitamos a visitar nuestro sitio web de FOTOGRADOS de BODAS.  También pueden llamarnos al 4701119 de Bogotá o al celular 320 3008533, Herman Pinto.

No olvide que el día de la boda es, tal vez, la fecha más importante en la vida de toda mujer. Un buen recuerdo fotográfico de este evento es parte esencial en el álbum familiar. No confíe estos recuerdos a  un aficionado: contrate un fotografo profesional de bodas.